virus del papiloma humano

Virus del Papiloma Humano

Algunas enfermedades de transmisión sexual pueden llegar a ser muy peligrosas. Lo importante es poder detectarlas a tiempo y tratarlas de forma adecuada bajo la supervisión de un profesional de la salud. En est post veremos qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH), cómo se contagia, diferencia entre verrugas genitales y VPH, cuáles son los síntomas y su tratamiento y recomendaciones para que nada te tome sorpresa.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

El virus del Papiloma Humano (VPH) es la infección de transmisión sexual (ITS) más común. De hecho, es tan común que diversos estudios indican que casi todos los hombres y mujeres que son sexualmente activos se contagian en algún momento de sus vidas. Hay que distinguir entre este virus y el de VHS (herpes), son virus completamente distintos, asimismo existen distintos tipos de VPH.

Algunos de estos tipos pueden llegar a causar problemas graves de salud como cánceres y verrugas genitales; sin embargo, hay una vacuna que puede evitar que todos estos inconvenientes de salud ocurran. La verdad es que existen más de 100 tipos de Virus del Papiloma Humano y alrededor de 40 de estos pueden afectar gravemente el área genital (pene, escroto, recto, ano, vulva, vagina y cuello uterino), así como también la garganta y la boca. Sin embargo, existen otros tipos de Virus del Papiloma Humano que no se transmite sexualmente y que ocasionan las verrugas comunes en las manos y pies.

Debes saber que la mayoría de las personas que contrae esta infección no experimentan síntomas y suelen sentirse bastante bien, por lo que es común que ni siquiera sepan que están infectadas. Asimismo, debes saber también que casi todas las infecciones genitales por VPH resultan ser inofensivas y desaparecer solas.

Dos tipos de VPH (los tipos 6 y 11)

Son los causantes de verrugas genitales. Aunque estas no sean para nada agradables, son causadas por un tipo de VPH de bajo riesgo pues no provocan ningún problema de salud como cáncer o cualquier otro.

Al menos 12 tipos de VPH pueden provocar enfermedades como cáncer

A estos se les conoce como VPH de alto riesgo, de hecho, el cáncer cervical se asocia comúnmente al Virus del Papiloma Humano.

¿Cómo se contagia el VPH?

El Virus del Papiloma Humano se contagia con rapidez por el contacto piel a piel cuando mantienes relaciones sexuales con alguien que lo tiene. Al momento de que tu pene o ano entra en contacto con los genitales, la boca o la garganta de la otra persona, te contagias. De hecho, el VPH puede transmitirse sin que haya eyaculación y sin que el hombre llegue a introducir el pene en la vagina, boca o ano.

Aunque como ya dijimos esta infección es muy común, la verdad es que la mayoría de las veces no suele representar ningún tipo de problema. De hecho, generalmente suele desaparecer sola y casi todas las personas ni siquiera saben que alguna vez la tuvieron. En el caso de que te contagies no debes sentirte ni avergonzado ni con miedo, sino que debes acudir al médico ante cualquier duda y asumir las estrategias que te ofrezcan con compromiso y responsabilidad.

¿Y cuáles son los síntomas del VPH?

Como ya dijimos anteriormente, la mayoría de las personas que se contagian del Virus del Papiloma Humano no presentan ningún síntoma, así como tampoco ningún problema de salud.  Sin embargo, debes saber que desafortunadamente, las personas que presentan un tipo de VPH de alto riesgo no muestra ninguna señal de la infección hasta que ya han surgido diversos problemas graves de salud.

Ante esta realidad, los chequeos regulares con especialistas son sumamente importantes. De hecho, en varios casos, el cáncer cervical se puede prevenir si se detectan cambios inusuales en las células que, de no tratarse correctamente y a tiempo, pueden convertirse en cáncer.

La citología vaginal, conocida como prueba de Papanicolaou, sirve muy bien para detectar estas células inusuales en el cuello uterino de la mujer. Sin embargo, esta no es una prueba que funciona para detectar el cáncer o el VPH de manera directa, pero sí puede descubrir cambios inusuales. Las zonas que resulten afectadas pueden ser monitoreadas por el médico, además de que deben ser tratadas antes de que se conviertan en algo más grave.

Asimismo, también debes saber que no existe ningún examen que pueda servir para detectar los tipos de Virus del Papiloma Humano de alto riesgo que son los causantes de las infecciones en el pene, el ano, la vulva o la garganta –padecimientos que no causan síntomas- pero que si se convierten en cáncer sí pueden causarlos.

  • El cáncer de pene

Puede llegar a ocasionar síntomas como cambios en el color y espesor de tu miembro o incluso puede aparecer una úlcera dolorosa en tu pene.

  • El cáncer de garganta

Puede provocar dolor en esa zona, dolor persistente en el oído, problemas para tragar o respirar, tos constante, pérdida de peso o un bulto en el cuello.

  • El cáncer en el ano

Puede causar también sangrado, picazón, dolor o secreción anal, además de variaciones en los hábitos intestinales.

  • El cáncer de vulva, en el caso de la mujer

Puede llegar a ocasionar síntomas como variaciones en el espesor de la piel o el color de la vulva. También pueden presentarse dolores crónicos, picazón e incluso puede aparecer un bulto.

Si presentas algunos de estos síntomas debes acudir de inmediato a tu médico.

virus del papiloma humano

¿Cuál es la diferencia entre las verrugas genitales y el VPH?

Es importante que sepas que las verrugas genitales son un tipo de protuberancias que aparecen en la piel del pene, el escroto, el ano, la vulva, la vagina o el cuello uterino –en el caso de las mujeres. La mayoría de las verrugas genitales son originadas por dos tipos de VPH, usualmente son indoloras y se pueden tratar y quitar como las que salen en cualquier otro lugar del cuerpo.

Debido a esto, a que estas verrugas son similares a cualquier otro problema cutáneo con protuberancia, solo el médico especialista es quien puede diagnosticar y tratar correctamente este tipo de verrugas. Un dato bueno es que las verrugas no son peligrosas y no provocan cáncer, por ello, los tipos de VPH que ocasionan las verrugas genitales se les conoce como “de bajo riesgo”. Sin embargo, no todo es color de rosas y debes saber que sí pueden causar molestia e irritación, así como también se puede transmitir el VPH que las causó. Si crees que tienes verrugas genitales, lo más importante es que vayas al médico de inmediato y te hagas revisar de inmediato.

¿Cómo se realiza el tratamiento para el Virus del Papiloma Humano?

El tipo de tratamiento adecuado para el VPH dependerá del tipo de lesión que puedas presentar, ya sea verrugas o una afección cancerosa o precancerosa, además de tomar en cuenta la localización en el cuerpo del inconveniente.

La verdad es que no existe algún tratamiento que sea específicamente para las infecciones por VPH que no se asocian con cambios celulares inusuales, pero sí para los inconvenientes de salud que derivan de ella como los tumores benignos de las vías respiratorias, las verrugas genitales y los cánceres que pueden resultar de las infecciones por VPH. Lo esencial es que se realice un diagnóstico precoz de las lesiones para poder conseguir la curación total.

Tratamiento para las verrugas

Para tratar las verrugas se pueden usar distintos métodos. Uno de ellos es la aplicación tópica de podofilina, que actúa directamente sobre la verruga y a una concentración establecida. Actúa para destruir las células de las verrugas.

La aplicación de ácido tricloroacético también es sumamente útil pues este compuesto es capaz de acabar con lesiones cervicales, uterinas o cualquier displasia cervical. Solo debe aplicarse de manera tópica en la lesión y siempre por un especialista.

Otras maneras para eliminar las verrugas deben ser siempre realizadas por especialistas de la salud. Estas pueden ser la crioterapia con nitrógeno líquido y la eliminación quirúrgica a través del uso de láser.

Tratamiento de lesiones cancerosas por papilomavirus

En caso de que a algún paciente se le haya diagnosticado algún tipo de cáncer asociado al VPH, las opciones de tratamiento dependerán siempre del grado de extensión que presente el tumor y también de la localización del mismo. Las estrategias para tratar este tipo de problemas pueden incluir quimioterapias, procedimientos quirúrgicos y radioterapia, entre muchos otros.

La Microinmunoterapia es otro de los métodos que se está probando para poder tratar el VPH. Esto funcionaría para regular y armonizar las defensas del organismo.

Algunas recomendaciones finales…

La clave principal para cualquier tema que tenga que ver con tu salud siempre será mejor prevenir que tratar. Así que debes pensar en cualquier estrategia que te ayude a reducir la posibilidad de contagiarte de VPH.

Existen dos opciones que deberías tomar no solo para prevenir el VPH y el VPH en las mujeres, sino para prevenir cualquier otra enfermedad y así evitar cualquier tipo de molestias: la vacunación y el uso de preservativos. En el primer caso, las vacunas contra el VPH son seguras y muy eficaces pues te protegen contra ciertos cánceres  como el de próstata por ejemplo y las verrugas. Lo recomendable es que te vacunes antes de mantener relaciones sexuales por primera vez.

En el caso del uso del preservativo ya sabrás que esto reduce la posibilidad de contraer cualquier tipo de infección de transmisión sexual que pueden darse entre parejas heteros como homosexuales, como el sexo entre mujeres. Sin embargo, el VPH puede afectarte en zonas que no necesariamente van a estar cubiertas con un condón, por lo que estos no te ofrecerán una defensa total.

Ya sabes, que tu lema sea mejor prevenir que tratar y no olvides visitar a tu doctor periódicamente. Tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán.

¡Salud Y Buena Vida!🍀

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba