herpes labial

Herpes labial

Es normal que a lo largo de toda tu vida conozcas a alguien que tiene un herpes labial o incluso tú puede que hayas tenido uno, pues la verdad es que son bastante comunes, pero… ¿Te has preguntado qué es un herpes realmente y sabes cuáles son las verdaderas causas de su aparición? Probablemente no.

El herpes labial es más común de lo que crees y en la mayoría de los casos  este suele tratarse de manera sencilla y muy rápida, sin embargo, no todos los casos se desarrollan de la misma manera, además, el herpes tiene algunas variaciones que deberías conocer no solo si ya te ha afectado, sino para que puedas tener toda la información por si te ataca por primera vez o si es el caso de alguna de las personas de tu círculo social.

Afortunadamente, aquí encontrarás todo lo que debes saber sobre el herpes labial y también cómo tratarlo depende del caso, así que adelante, no pierdas más tiempo.

¿Qué es el herpes labial?

Ajá, ahora vamos a centrarnos en lo importante. ¿Qué es el herpes labial? Bueno, este herpes también se conoce como herpes oral o bucal y es una infección que afecta la mucosa de los labios y todos sus alrededores y que además se origina por el virus del herpes simple conocido como VHS-1.

Cuando este virus se introduce en tu organismo, se queda “dormido” dentro del sistema nervioso de tu cara sin presentar ningún tipo de síntomas excepto en circunstancias especiales como un cuadro de fiebre, una caída en los niveles de tus defensas o si tienes demasiado estrés acumulado; en este tipo de casos pueden aparecer los síntomas y se pueden provocar algunos brotes de manera periódica.

La primera vez que tienes un brote de herpes labial o  bucal suele ser la más severa de todas y también dura más tiempo, todos los episodios que puedan ocurrir posteriormente suelen ser mucho más leves y duran mucho menos.

Un dato interesante y que debes saber para que te quede claro, es que realmente no eres la única persona que puede verse afectada por este problema dado que, aproximadamente, un 80% de la población tiene este virus y lo que se estima es que hombres y mujeres pueden llegar a tener de 2 a 3 brotes de herpes labial al año, aunque también es importante destacar que no todas las personas suelen presentar brotes con esa misma regularidad.

¿Existe otro tipo de herpes aparte del labial?

Sí. Esta es una de las preguntas más comunes que suelen hacerse las personas y probablemente tú no seas la excepción. Eso sí, a pesar de que el término herpes sea común para otro tipo de patologías es muy importante que no vayas a confundirlas.

     🔸 Herpes genital: este tipo de herpes es ocasionado por el herpes simple tipo 2 y no tiene absolutamente ninguna relación con las infecciones que pueden ocurrir en tu boca, que como ya mencionamos anteriormente son provocadas por el herpes simple tipo 1.

     🔸 Culebrilla: esto tampoco se debe a ningún tipo de virus de herpes simple, sino que su origen tiene que ver con otro virus conocido como varicela zóster, que además no guarda ningún tipo de relación con los anteriores pero que a veces se suele confundir, así que mucho cuidado.

 

¿Cuáles son los síntomas del herpes labial?

Es importante que sepas que, usualmente, las lesiones por herpes labial o bucal aparecen de 4 a 6 días después de que ocurre la contaminación del virus, sin embargo, la mayoría de las personas que son afectadas por el virus simple tipo 1 no desarrolla ningún tipo de síntomas.

Eso sí, en el caso de las personas infectadas que sí desarrollan los síntomas, estos pueden llegar a presentar fiebre, pérdida del apetito, malestar general, aumento de los ganglios linfáticos del cuello y dolor en la garganta. En el caso de los niños, lo más común es que ellos presenten inflamación de las encías. Este cuadro de síntomas suele tener una duración de hasta 2 semanas para después desaparecer de forma espontánea.

Las lesiones típicas del herpes labial suelen aparecer luego de una reactivación del virus y el cuadro de síntomas suele ser mucho más suave que la primera infección, además, suele durar 7 días máximos.

Se calcula que, aproximadamente entre 6 o 48 horas antes de que aparezcan las lesiones en los labios, es normal que empieces a sentir algunas señales del herpes bucal como dolor, hormigueo o picazón en los labios. Cuando estas finalmente aparecen, suelen hacerlo como pequeñas elevaciones rojizas y dolorosas que de manera rápida se convierten en ampollas. El proceso normal es que estas pequeñas burbujas se conviertan en ampollas con pus en su interior, se rompan y se conviertan en úlceras, que sería la última fase antes de cicatrizar bajo la forma de costras.

Transmisión del herpes labial

Probablemente esta sea una de las partes que más te interesa, pues es común que muchas personas sientan temor en cuanto a esto de la transmisión y el funcionamiento de sus procesos, por lo que aquí te lo explicaremos de manera detallada y sencilla para que no te quede ninguna duda y ya estés al tanto de lo que debes evitar o no.

El virus de herpes simple solo afecta a los humanos y la transmisión se lleva a mediante del contacto de las personas a través de elementos como la saliva, gotas de saliva, los labios del paciente infectado o la piel. Un dato importante que debes saber es que cuando existen lesiones visibles del herpes, la cantidad del virus que se encuentra en la boca aumenta en gran cantidad, por lo que su transmisión en esta etapa puede ocurrir con mucha más facilidad.

Sin embargo, la transmisión del herpes labial no solo ocurre cuando este se encuentra la boca, sino que también este virus puede alojarse en la saliva manteniéndote como una persona contagiosa por algunos días sin que haya una lesión activa del herpes.

Las maneras más comunes de transmisión del herpes bucal es a través de besos o el uso de vasos y cubiertos que estén contaminados, sin embargo, la mayoría de las personas suele infectarse con este virus en etapa de infancia, cuando el contacto con la secreción oral se hace de manera mucho más común.

herpes labial

Diagnóstico y tratamiento del herpes labial

Para que un especialista pueda realizar un diagnóstico de herpes bucal la mayoría de los casos lo hace a través de un examen de las lesiones y la evolución de los síntomas. Sin embargo, lo más común es que las personas que ya han presentado un brote anterior reconozcan la nueva aparición y ya sepan cómo tratar el caso.

En cuanto al tratamiento del herpes labial, la pregunta que siempre se hacen las personas es si realmente este es un problema que puede curarse y desafortunadamente la respuesta es la misma: no. El tratamiento que se encuentra disponible para tratar el herpes labial solo se encarga de la reducción de los síntomas, prevenir cualquier tipo de complicación y acelerar el proceso de curación, nada más.

La verdad es que actualmente no existe ningún tipo de medicamento o tratamiento que se encargue de eliminar de tu organismo el herpes labial,  así que si te encuentras con algún tipo de tratamiento que asegure que puede curarte de manera permanente no lo tomes y lo creas, pues no existe ningún informe científico que pueda comprobar esto.

Cuando ocurre la infección primaria, lo recomendable es iniciar el tratamiento de comprimidos antivirales como valaciclovir, aciclovir o famciclovir justo después de las 72 horas, pues habrá una reducción considerable de la duración del problema y también de los niveles de intensidad de todos los síntomas. Tambiñen existen algunos tipos de pomadas para el herpes labial que se pueden colocar a nivel local en la zona de la aparición.

En caso de la reactivación del herpes labial, el tratamiento siempre dependerá de la intensidad y el tipo de frecuencia que presenten los síntomas.

Pero como todo varía, también es importante que sepas que hay casos en los que hay pacientes que no experimentan ningún síntoma de herpes labial y estos pueden requerir de ningún tratamiento aparte de una pomada o crema para reducir el dolor.

En el caso de las personas que sufren recaídas mucho más frecuentes, y atención con esto si tú eres una de ellas, lo aconsejable es que usen antivirales desde temprano. Los resultados más efectivos los obtendrás si tomas los antivirales por vía oral.

Eso sí, si presentas más de cuatro recurrencias de la infección durante un año o llegas a desarrollar grandes lesiones y estéticamente incómodas, la ingesta diaria de antivirales puede ser una de tus mejores opciones. Aciclovir o valaciclovir no presentan ningún problema para tu salud si los tomas de manera continua por incluso más de un año.

Tener herpes bucal no es nada cómodo, pero desafortunadamente no existe ningún tipo de vacuna preventiva por lo que tu prevención debe basarse en no exponerte al sol de manera intensa, usar protector solar y usar la pomada de aciclovir cuando tu herpes bucal fue inducido por exposición solar, así que toma tus medidas desde ahora.

También existen otro tipos de herpes, como el herpes vaginal. Cada uno afecta de manera distinta y en distintas partes de nuestro organismo. Lo importante es saber de qué manera se contagia para tomar las precauciones necesarias.

¡Salud Y Buena Vida!🍀

Fuentes

🔹 Oxford Academic- The Journal the Infectious Deseases

¡NO te pierdas esta INFO!  Poemas para enamorar

en línea, [https://academic.oup.com/jid/article/204/11/1645/850282]

🔹  www.skinsight.com

en línea, [http://www.skinsight.com/skin-conditions/adult/orofacial-herpes-simplex-virus-hsv?Imiw9cApl]

🔹  NCBI- US National Library of MedicineNational Institutes of Health

en línea, [https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29289276?_ga=2.200267566.1258660727.1534273377-1278012118.1534273377]

🔹 Teens Health – https://kidshealth.org

en línea, [https://kidshealth.org/en/teens/cold-sores.html]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *