herpes zóster

Herpes Zóster

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.11.1″]

Herpes zóster: Qué debes tener en cuenta

Probablemente este concepto te parezca extraño y no tengas idea de a qué se refiere, pues el herpes zóster se conoce de manera más coloquial como culebrilla, culebrina o incluso culebrón y no es más que una enfermedad infecciosa causada por el mismo virus de la varicela.

Puede que con el concepto de culebrilla estés mucho más familiarizado que con el de herpes zóster, sin embargo, en este artículo voy a explicarte todo lo relacionado con esta enfermedad para que estés al tanto de sus causas, síntomas y sobre todo, el tratamiento que deberías aplicarte en caso de que te veas afectado por este tipo de herpes, siempre tomando en cuenta que este no tiene nada que ver ni con el herpes bucal ni con el herpes genital.

Tampoco tiene que ver con las verrugas genitales.

¿Qué es realmente el herpes zóster o la culebrilla?

La verdad es que el herpes zóster resulta poco frecuente en todos esos niños y adolescentes que presentan un sistema inmunológico bastante sano, sin embargo, lo más probable es que alguna vez hayas oído sobre él y te estés preguntando qué es. Pertenece a las familias de los

.

El herpes zóster es una erupción en la piel que se origina debido a una infección viral en los nervios que se encuentran ubicados debajo de la piel y es ocasionada por el mismo virus que causa la varicela; de hecho, son muchos los adolescentes que terminan desarrollando cuadros leves de herpes zóster.

Si te preguntas por su causa, pues resulta que cuando contraes la varicela por primera vez, el virus se queda alojado en tu sistema nervioso por el resto de tu vida manteniéndose en estado inactivo o latente por varios años. La verdad es que los casos varían y no ocurre lo mismo en cada persona, pues hay personas en las que este virus nunca vuelve a reaparecer sin embargo, cuando este virus se reactiva es cuando se presenta el herpes zóster.

La verdad es que los médicos especialistas desconocen el motivo de la reactivación del virus del herpes zóster, pero una de las teorías que manejan es que el sistema inmune se vuelve mucho más vulnerable frente a las infecciones mientras va pasando el tiempo y las personas van envejeciendo, una razón que apuntaría al por qué el herpes zóster es más común en los adultos.

¿Cuáles son los síntomas del herpes zóster?

Lo que debes saber es que una vez que este virus vuelve a activarse, lo hace de manera opuesta, lo que quiere decir que va desde el nervio y vuelve a la piel, lo que ocasiona las lesiones comunes del herpes zóster, que son vesículas, una especie de burbujas rojizas que se localizan en áreas pequeñas del cuerpo.

¡NO te pierdas esta INFO!  Impotencia Sexual

Estas burbujas se mantienen agrupadas usualmente en una suerte franja y no cruzando una línea media del cuerpo, característica muy importante para que se pueda realizar un diagnóstico correcto de esta infección.

Cuando te infectas con herpes zóster es probable que presentes una sensación de hormigueo y ardor durante algunos días antes de que aparezcan en tu cuerpo las lesiones típicas. Además, algunos síntomas que suelen ser muy comunes en estos casos son el malestar y la fiebre.

Debes saber que cuando eres víctima de este virus, el herpes zóster y sus típicas burbujas aparecen sobre todo en las zonas torácica, lumbar y abdominal. Algunas burbujas seguirán apareciendo por al menos 3 o 5 días y aproximadamente después de los 7 o 10 días, estas empiezan a secarse y a transformarse en costras.

Eso sí, tanto el dolor como las lesiones pueden llegar a tardar hasta un mes para que desaparezcan por completo y suele ocurrir que el herpes zóster deja cicatrices en algunos casos.

Un dato muy importante que debes conocer es que contrario al proceso de la varicela –que solo te molesta una vez en la vida- el herpes zóster puede ocasionarte varias recaídas siempre y cuando exista una disminución en tu sistema inmune, así que no olvides que si ya te pasó una vez, seguramente puede ocurrirte una segunda y hasta una tercera.

¿Existen complicaciones o factores de riesgo relacionados al herpes zóster?

Sin duda alguna, hay varios aspectos que tienes que tomar en cuenta una vez que has presentado una recaída por herpes zóster o incluso si es la primera vez que experimentas la aparición de este virus.

Se conoce como neuralgia post-herpética a una complicación que supone dolor en el lugar donde presentaste las lesiones por herpes zóster, aún cuando ya ha transcurrido mucho tiempo después de que tu lesión desapareció. Es algo que resulta muy incómodo porque a pesar de que la infección ya no está, el dolor se mantiene.

De hecho, en ciertos casos, el dolor ocasionado por esta complicación es tan agudo que puede llevar a que la persona que lo padece se vuelva depresiva o presente discapacidad física, por lo que tienes que estar muy pendiente de todos los detalles y molestias que puedan aparecer una vez que la infección ya se fue.

Otro riesgo que debes tener muy en cuenta es que si después de los 7 o 10 días respectivos siguen apareciendo burbujas o si resultas afectado en distintas zonas al mismo tiempo es muy posible que alguna enfermedad como el SIDA o el cáncer estén debilitando con rapidez tu sistema inmune.

Asimismo, si el herpes zóster se activa en la cara puede resultar sumamente peligroso, sobre todo si se encuentra en el área de los ojos porque puede ocasionar la pérdida de la visión.

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.11.1″ src=”https://www.mejorconamor.com/wp-content/uploads/2018/08/herpes-zóster-2.jpg” align=”center” box_shadow_style=”preset1″ box_shadow_color=”rgba(224,43,32,0.3)” alt=”herpes zóster” title_text=”herpes zóster” /][et_pb_text _builder_version=”3.11.1″]

Factores de riesgo

Como ya te mencionamos antes, para que puedas tener herpes zóster es obligatorio que hayas tenido varicela en alguna etapa de tu vida, de hecho, se calcula que hasta un 20% de las personas que tienen antecedentes de varicela suelen tener al menos una reactivación del virus ocasionando herpes zóster, usualmente después de los 50 años de edad.

¡NO te pierdas esta INFO!  Tratamiento para la Disfunción Eréctil

Algunos de los factores de riesgo son los siguientes:

🔸 Quimioterapia

🔸 Estrés psicológico o físico

🔸 Diabetes mellitus

🔸 Cáncer

🔸 Enfermedades crónicas

🔸 VIH/SIDA

🔸 El uso de algunos fármacos inmunosupresores

Transmisión del herpes zóster

Es importante que sepas que solo puedes contagiar cuando tienes el herpes zóster activo única y exclusivamente a las personas que nunca han tenido varicela en su vida. Si una persona que nunca ha sido afectado por la varicela tiene contacto con alguien con herpes zóster, tendrá varicela, pues esta es la primera forma en la que se se presenta una vez que ocurre la contaminación con el virus.

Por otro lado, las personas que ya han sufrido de varicela a lo largo de su vida o fueron ya vacunadas contra el virus, pueden llegar a tener contacto con personas que tengan herpes zóster sin tener ningún riesgo de presentar alguna enfermedad, ya que presenta anticuerpos que combaten el virus Varicela-Zóster.

¿Cuál es el tratamiento para el herpes zóster?

La verdad es que en la mayoría de los casos el herpes zóster desaparece de manera espontánea con el paso de algunos días, sin embargo, hay tratamientos con antivirales que pueden llegar a acelerar este proceso. Estos antivirales serían Aciclovir, Valaciclovir o famciclovir; si estos se toman en las primeras 72 horas de la afección pueden disminuir su duración, su severidad y cualquier riesgo o implicación que pueda tener el herpes zóster.

También ocurre que algunas personas que presentan herpes zóster tienen tanto dolor que requieren el uso de analgésicos. De hecho, en algunos el dolor es tan intenso que deben usar opiáceos para tratar de controlar la molestia.

Vacuna contra el herpes zóster

Actualmente – y desde hace algunos años, no es algo exclusivo del 2018- la vacunación a niños contra la varicela se lleva a cabo en muchísimos y diversos países; esta medida hizo pensar en la posibilidad de que también funcionara contra el herpes zóster.

De hecho, hay varios estudios que recientemente demostraron que la vacuna funciona en esa población de más de 50 años y reduce significativamente -un 70%- la posibilidad de recaída para un episodio de herpes zóster. Además de usar esta vacuna como un método de prevención, las personas que están vacunadas y presentan casos de infección suelen tener muchas menos complicaciones que la que no se encuentra vacunada, por lo que también funciona como método para la reducción de complicaciones.

Eso sí, algo que es muy importante que tengas claro es que esta vacuna para el herpes zóster, al igual que cualquier otro tipo de vacuna, funciona solo para la prevención de la enfermedad, no como un método de tratamiento.

Ahora que ya sabes cómo funciona el herpes zóster y cómo puedes actuar ante un caso de infección, es importante que siempre tengas presente que las visitas y consultas al doctor serán necesarias y su opinión siempre requerida antes de iniciar con cualquier tratamiento o ante la presencia de cualquier síntoma extraño.

¡NO te pierdas esta INFO!  Sexo Excitante

 

¡Salud Y Buena Vida!🍀

 

Fuentes

🔹 Eurpe PMC,  [https://europepmc.org/abstract/med/6981045]

🔹 Medicina Interna JAMA [https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/article-abstract/620854]

🔹 Sage Jornals [http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/003591576505800106]

🔹 Europe PMC [https://europepmc.org/abstract/med/10794584]

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *