anorgasmia

Anorgasmia

Es muy probable que nunca hayas oído el término de anorgasmia; sin embargo, lo más seguro es que sí sepas a lo que se refiere. Aún así, acá te explico que la anorgasmia es un concepto médico que se utiliza para referirse a la dificultad muy constante para poder alcanzar el orgasmo tras la estimulación sexual, lo que termina ocasionando grandísimas cantidades de estrés.  La verdad es que este es un problema muy habitual y que afecta a muchísimas mujeres alrededor de todo el mundo.

Para poder entender un poco más de qué va todo esto de la anorgasmia es importante entender –o recordar- que los orgasmos suelen variar de intensidad y, además, la estimulación y la frecuencia necesaria para causarlos variarán siempre según la mujer. De hecho, a la mayoría de las mujeres se les dificulta llegar al orgasmo de manera sistemática solo a través de la penetración. De la misma manera, los orgasmos –por lo general- también varían dependiendo de la edad, problemas médicos o incluso alguna medicina que se esté ingiriendo.

¿Cuáles son los síntomas de la anorgasmia?

El orgasmo siempre se ha considerado como ese momento casi celestial en el que se libera tensión, además de ser un sentimiento de placer físico intenso que va acompañado por varias contracciones involuntarias y rítmicas de los músculos del suelo de la pelvis. Sin embargo, hay muchas veces en las que como seres humanos hemos llegado a idealizar el momento del orgasmo, pues no siempre se ve o suena igual que en las películas. La manera en la que se experimenta un orgasmo varía según la mujer y, sobre todo, puede variar de acuerdo a cada orgasmo por sí mismo.

Como ya dijimos, el síntoma principal de la anorgasmia es la incapacidad de tener orgasmos o simplemente experimentar grandes retrasos para poder alcanzarlos, sin embargo, existen diversos niveles o tipos de anorgasmia:

La anorgasmia adquirida

Se presenta cuando la mujer ya ha experimentado orgasmos con anterioridad, pero que de un momento a otro ha empezado por tener inconvenientes para poder alcanzar el punto máximo del éxtasis.

La anorgasmia circunstancial

Es cuando solo se pueden tener orgasmos en algunas circunstancias puntuales, por ejemplo durante el sexo oral o simplemente con alguna persona o pareja determinada. Nuevamente debes recordar que casi la totalidad de las mujeres es incapaz de alcanzar el orgasmo solo a través de la penetración de la vagina.

La anorgasmia de toda la vida

Cuando la mujer jamás en su vida ha sido capaz de experimentar el momento de clímax. No sé si alguna vez has hablado con alguna amiga que te diga que en toda su vida jamás ha experimentado esa sensación de placer de la que todo el mundo habla cuando hace el amor.

La anorgasmia generalizada 

Cuando no se pueden tener orgasmos en ningún tipo de situación y tampoco con ninguna pareja.

¿Cuáles son las causas de la anorgasmia?

A pesar de todo lo que podemos ver en las películas, programas de televisión, revistas o incluso leer en los libros, está comprobado que tener orgasmos no es una tarea tan sencilla como parece. Este cúmulo de placer es, en realidad, un conjunto de trabajo complejo que depende de muchos factores físicos, psicológicos y también emocionales. De tener problemas en algunos de estos puntos, la capacidad de alcanzar el clímax siempre puede verse considerablemente afectada.

Causas psicológicas

Muchos elementos psicológicos tienen que ver con la manera en la que se pueden experimentar los orgasmos, entre ellos se encuentran los problemas de salud mental como depresión o ansiedad; variedad de creencias culturales y religiosas; baja autoestima de la imagen corporal; sentir vergüenza o culpa sobre disfrutar las experiencias en el sexo; tenerle miedo al embarazo o a contraer infecciones de transmisión sexual; haber experimentado maltrato emocional o abuso sexual en el pasado e incluso el estrés o las presiones financieras.

También ocurre que la anorgasmia se ve ligada a los problemas de pareja, pues existen muchos casos en los que se tienen problemas fuera del dormitorio y estos terminan por afectar el desenvolvimiento sexual y esa conexión que muchas personas afirman que hay que tener para poder alcanzar el clímax con éxito. Algunos de estos inconvenientes son violencia íntima de pareja, conflictos o peleas sin resolver, falta de conexión con el otro, comunicación ineficiente de las necesidades y preferencias e incluso infidelidad o quiebre de la confianza.

Causas Físicas

Y por supuesto, existen las causas físicas. Una gran cantidad de cambios, medicamentos y enfermedades pueden afectar o cambiar el funcionamiento de los orgasmos.

Cualquier tipo de enfermedad puede terminar por interferir en la respuesta sexual humana, entre ellas las de tipo neurológico –como la esclerosis múltiple- y la diabetes.

Asimismo, el orgasmo también puede verse trastocado por los problemas ginecológicos que surgen por las cirugías, como la histerectomía o de tipo oncológicas. Además de ir acompañado de otras preocupaciones sexuales como relaciones incómodas o dolorosas.

El alcohol y el tabaquismo también pueden terminar por afectar la capacidad para alcanzar el momento de éxtasis, pues con estos elementos se ven limitados los flujos sanguíneos.

Aunque no lo sabías, muchos medicamentos pueden influir en la experimentación del orgasmo. Estos pueden ser de venta bajo receta o también de venta libre; entre ellos se encuentran los que son para la presión arterial, los antidepresivos, antihistamínicos y sobre todo los inhibidores selectivos de serotonina.

A medida que el cuerpo envejece, los cambios en la anatomía, el sistema neurológico, las hormonas y el sistema circulatorio pueden terminar por afectar la sexualidad. Debido a esto, es normal que el proceso de envejecimiento incida en la experimentación de los orgasmos. La reducción de los niveles de estrógenos durante el periodo que transcurre hacia la menopausia puede restar el flujo de sangre que va hacia la vagina y el clítoris, lo que puede retrasar o detener el orgasmo para siempre.

anorgasmia

¿Y el diagnóstico de la anorgasmia?

Para que se pueda obtener un diagnóstico acertado, lo mejor será siempre acudir a un profesional que esté especializado en este tipo de trastornos. Según muchos especialistas, un 80% de las mujeres que asiste al médico, llegan para resolver su inconveniente de anorgasmia.

Durante cada consulta es importante que se indague con cuidado y detalle en la historia personal de la persona que experimenta la anorgasmia, así como también hacer una investigación sobre cómo han sido sus experiencias sexuales a lo largo de toda su vida. Todo esto se realiza con el fin de conocer con detalle cómo ha ido funcionando el cuerpo con el paso del tiempo y en qué momento fue que las cosas empezaron a cambiar o no.

¿En qué momento es correcto acudir al médico?

Siempre que surjan dudas de cualquier tipo con respecto al orgasmo o las preocupaciones sexuales, lo más correcto será acudir al médico y hablar con el médico de confianza para que todas las interrogantes puedan ser respondidas. Siempre será el médico la persona indicada para recomendar estrategias que reduzcan la ansiedad o que aumenten la satisfacción.

Tratamiento para la anorgasmia

Aunque no lo parezca, la anorgasmia puede llegar a ser muy complicada de tratar. El plan que se escoja para su tratamiento dependerá siempre de la causa de fondo de los síntomas, sin embargo, el doctor puede recomendar una combinación de muchos cambios en el estilo de vida, medicamentos y hasta terapia.

Para casi toda la mayoría de las mujeres, una parte que resulta esencial en el tratamiento es la de poder solucionar los problemas de relaciones y los factores cotidianos de estrés. Poder entender el cuerpo y tomar distintas maneras de estimulación sexual también puede ayudar mucho.

Una clave sobre el tratamiento es comprender mejor el cuerpo, pues así la mujer siempre puede saber cómo quiere ser tocada para alcanzar una satisfacción mucho mayor. La autoestimulación puede contribuir con el descubrimiento de qué tipo de maneras y tacto son las que gustan.

Buscar asesoramiento psicológico en pareja también resulta una solución. Todos los conflictos o inconvenientes en una relación pueden afectar la capacidad de tener orgasmos, por lo que un asesor podrá ser la mejor salida para recuperar la actividad sexual.

También ha pasado que las mujeres que jamás han experimentado un orgasmo posiblemente no estén recibiendo la estimulación sexual adecuada. Casi todas las mujeres necesitan estimulación directa o indirecta del clítoris para alcanzar el clímax, pero no todas saben esto. Aumentar la estimulación sexual con algunos trucos novedosos y un buen  estimulante sexual, para ellas puede ser crucial. Cambiar las posiciones sexuales puede producir mucha más estimulación del clítoris durante la penetración de la vagina.

En cuanto a los tratamientos médicos, las terapias de tipo hormonal son una solución muy eficaz.

La terapia con estrógenos para mujeres posmenopáusicas funciona muy bien. A través de parches o píldoras, tiene un efecto muy positiva sobre la función cerebral y los aspectos que afectan la respuesta sexual. La terapia con estrógenos local, como el uso de crema para la vagina, uso de supositorio o de anillo de liberación lenta, pueden aumentar el flujo de la sangre y mejoran la excitación sexual.

La testosterona juega un papel muy importante en el desenvolvimiento sexual femenino, ocasionando así que esta pueda ayudar a incrementar la excitación sexual, por lo que la terapia con testosterona puede ser una opción ideal.

Lo mejor es estar informado, ya que al igual que en el caso de la andropausia masculina que se caracteriza por la disminución de libido, el problema de la anorgasmia,  tiene solución.

Como siempre, la mejor recomendación ante cualquier duda o problema que pueda surgir, lo mejor siempre será acudir a donde un profesional que pueda servir como asesor y guía, además de saber lo que es mejor para cada tipo de persona dependiendo de sus distintas causas de fondo.  El médico siempre podrá ser de ayuda y determinar cuáles son las estrategias más adecuadas para que así finalmente se pueda disfrutar al máximo la vida sexual y disfrutar del clímax con satisfacción en cada encuentro.

 

¡Salud y Buena Vida!🍀

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba