Menopausia

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.11.1″]

Menopausia: lo que callan muchas mujeres

Es probable que sepas que la menopausia es esa etapa incómoda que alcanzan las mujeres a cierta edad y sobre la que no siempre les gusta hablar a pesar de que es importante estar más informado respecto a ella.

La menopausia es ese periodo que se caracteriza por significar el fin de la menstruación  y el inicio de una etapa que se conoce como climaterio, que no es más que la representación del tránsito entre la etapa fértil y la no tan deseada vejez.

Asimismo, es importante que sepas que la menopausia llega a la vida de, aproximadamente el 90% de las mujeres, entre los 48 y los 54 años de edad, pues es justo en ese momento en que se empieza a perder la función de los ovarios, lo que ocasiona que se disminuya la producción de los estrógenos, hormonas femeninas y también de la progesterona.

Sí, en otras palabras muchas partes dejan de funcionar como antes y sí, con la llegada de la menopausia varias cosas dejan de ser igual que antes.

¿Cuáles son los síntomas de la menopausia?

Como en muchos otros casos, los síntomas varían de acuerdo a la mujer que los presenta, pero acá te dejo los principales y que usualmente aparecen en la mayoría de los casos de menopausia.

  • Cambios en la figura del cuerpo

Los cambios del metabolismo se relacionan con la menopausia y provocan que se incremente la producción de grasa corporal si la mujer lleva un estilo de vida sedentario, por lo que es muy normal que veas que algunas mujeres empiezan a engordar en esta etapa.

Como te mencioné antes, todos estos cambios varían su manifestación de acuerdo a la mujer, pues así como se presenta el aumento de peso, ocurre que en otros casos la grasa se redistribuye hacia otras partes del cuerpo. Estos cambios relacionados a la menopausia pueden causar que se incremente el riesgo de problemas cardiovasculares y la diabetes.

  • Sofocos e insomnio

estos son unos de los síntomas más comunes de la menopausia y pueden llegar a durar hasta cinco años seguidos. Estos son detectables porque la mujer presenta calor y ansiedad acompañados de muchas palpitaciones y sudoraciones.

Este tipo de sofocos los sufren al menos un 20% de las mujeres pero su tratamiento es bastante sencillo. Algunas causas son el estrés emocional, el consumo de alcohol, los cambios de temperaturas muy bruscos y también el exceso de apetito.

Asimismo, el insomnio se relaciona con los sofocos y si se tratan estos, entonces seguramente también mejorará el sueño y su calidad.

  • Presencia de ciclos irregulares

Este síntoma se presenta sobre todo en los momentos previos a la menopausia y suelen mantenerse hasta la última menstruación de la mujer. Usualmente, estos suelen ser el aviso final para que la mujer sepa que llegó  la no tan bienvenida menopausia.

¡NO te pierdas esta INFO!  Cómo tratar la Eyaculación Precoz

Eso sí, debes saber que a veces, dependiendo de la mujer, ocurre que los ciclos menstruales con irregularidades se empiezan a presentar muchos años antes de que llegue la etapa de la menopausia.

🔸 Alteraciones en el estado de ánimo: la mujer puede atravesar estados de ánimo como el cansancio, la falta de concentración, el abatimiento, la falta de energía, la ansiedad, la irritabilidad e incluso la agresividad cuando se encuentra durante la menopausia, así que ya sabes a lo que debes atenerte.

🔸 Osteoporosis: esto corresponde al proceso de descalcificación de los huesos que se produce debido a la reducción de la masa ósea que se vuelve intensa debido a la pérdida de la protección de los estrógenos, característica propia de la menopausia.

🔸 Sequedad vaginal: como ya sabes, durante la menopausia disminuyen los estrógenos, lo que ocasiona que se reduzca notablemente la lubricación vaginal, de hecho, varias investigaciones han vinculado estrechamente la sequedad vaginal con la menopausia y si te lo estabas preguntando –o imaginando- sí, la sequedad vaginal puede ocasionar que el coito se vuelva una práctica dolorosa para la mujer.

El sexo en la menopausia

Como ya sabes, la menopausia es una etapa llena de cambios no solo en el cuerpo de la mujer, sino también en su vida en general, lo que abarca el tema del sexo.

La sexualidad es algo que se puede disfrutar a cualquier edad, pero siempre hay que saber adaptarse a los cambios que presenta el cuerpo, por lo que en la menopausia es importante que la mujer se sepa adaptar para que la vida sexual no lo resienta.

Aspectos como aumentar el tiempo de los juegos previos, intimar más con la pareja e ir explorando nuevas zonas erógenas, mantener una adecuada lubricación vaginal antes del coito, son principales para que la sexualidad se viva con satisfacción durante la menopausia. Además, no todo es malo, pues la imposibilidad de embarazos y no tener que preocuparse por métodos anticonceptivos es un elemento que le resta angustia y le agrega comodidad y tranquilidad a la experiencia sexual.

 

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.11″ src=”https://www.mejorconamor.com/wp-content/uploads/2018/07/menopausia-1.jpg” align=”center” box_shadow_style=”preset1″ box_shadow_color=”rgba(206,0,110,0.44)” alt=”menopausia” title_text=”menopausia” /][et_pb_text _builder_version=”3.11″]

La llegada de la menopausia

Acá te dejo algunos aspectos que se presentan con la llegada de la menopausia y cómo puedes encargarte de ellos.

🔸 Falta de deseo: esta se presenta durante la menopausia y puede ser tratada con un especialista, aunque no necesariamente pues siempre se puede acudir a recursos como las fantasías sexuales o las novelas eróticas. Además, tienes que saber y tener presente que la libido varía dependiendo de las etapas de la vida.

🔸 Excitación con menos intensidad: en la menopausia la mujer tarda mucho más en alcanzar los niveles de excitación adecuados, como por ejemplo, para iniciar la penetración. Después de la menopausia los procesos se vuelven más lentos y la lubricación de la vagina es escasa, por lo que lo más recomendable es que se aumenten las caricias y los juegos previos. Hay que disfrutar antes para que el cuerpo se encuentre listo correctamente.

¡NO te pierdas esta INFO!  Lubricación Vaginal

🔸 Contracciones orgásmicas débiles y con dolor: esto se origina en parte debido a la falta de lubricación y también a la disminución del tono del suelo de la pelvis. Con la menopausia el cuidado del suelo de la pelvis se convierte en algo esencial pues es también cuando se inician los primeros problemas de incontinencia.

Mejorar la musculatura pélvica se traducirá en mejores relaciones sexuales a pesar de todos los cambios hormonales.

Tienes que saber que casi todos estos cambios que se presentan en la menopausia se dan de manera gradual.

¿Existen tratamientos para los síntomas de la menopausia?

Tomar las hormonas que se pierden durante la menopausia en forma de medicamento puede ayudar a que los síntomas se alivien además de proporcionar diversos beneficios para la salud. Sin embargo, existen otros métodos que debes conocer.

Terapia hormonal. La terapia hormonal lo que hace es reemplazar todas las hormonas que abandonan el cuerpo de la mujer durante la menopausia, como son el estrógeno y la progesterona.

Hay dos tipos de terapia hormonal disponibles para tratar la falta de hormonas.

🔸 Terapia con estrógeno: este se muestra como la mejor opción para tratar los sudores nocturnos, los calores y también la sequedad vaginal. Si por casualidad no tienes útero debido a una histerectomía que te hayan realizado, entonces lo más recomendable es la terapia con estrógeno.

🔸 Terapia hormonal combinada: este caso es el más recomendable si todavía tienes útero, pues contiene estrógeno y progesterona artificial. Este tipo de terapia previene el cáncer de útero y también ayuda a prevenir el cáncer de colon.

Entonces, debes saber que la terapia hormonal para tratar los síntomas de la menopausia puede tener algunos efectos sobre la reducción de calores, la sequedad vaginal, las infecciones urinarias y ganas repentinas de orinar, el dolor por artritis, los problemas para dormir, la reducción del riesgo de cáncer de colon y la reducción del riesgo de diabetes.

Asimismo, hay otras opciones de tratamiento para la menopausia que son parecidos a los anticonceptivos hormonales comunes, como por ejemplo las píldoras, los parches, las cremas vaginales y los anillos.

 

¿Y los efectos secundarios de la terapia hormonal?

Como en cualquier tratamiento hay efectos secundarios y este para tratar los síntomas de la menopausia no es la excepción.

Los efectos secundarios de la terapia hormonal suelen ser muy leves y también tienen a desaparecer luego de unos meses. Estos pueden incluir dolores de cabeza, hinchazón, molestia y sensibilidad en los senos, molestias estomacales, sangrado vaginal y cierta dificultad para ir al baño.

Asimismo, debes tomar en cuenta cualquier riesgo que pueda surgir dependiendo de tu historia clínica y la de tu familia.

La mayoría de las mujeres viven preocupadas por los efectos de la menopausia que pueden afectar sus cambios físicos y hormonales, sin embargo, mantener un estilo de vida saludable es la mejor recomendación para afrontar este proceso natural.

 

¡Salud Y Buena Vida!🍀

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *