infección vaginal

Infección Vaginal

Una realidad de lo que no siempre se habla es que casi todas las mujeres –por no decir todas- llegan a verse afectadas alguna vez en su vida por una infección vaginal, por lo que están al tanto de lo doloroso e incómodo que puede llegar a ser vivir las consecuencias de ella.

Es molesto y no es para nada cómodo y los motivos pueden variar, pero los causantes principales de la vaginitis o vulvovaginitis suelen ser algunos organismos vivos como las bacterias, virus u hongos. Todo esto te lo explicaremos mucho más adelante, por lo que debes seguir leyendo para enterarte no solo de cómo pueden afectarte las infecciones vaginales, sino para que también sepas como puedes tratarte y dejar atrás cualquier tipo de molestia que te pueda impedir disfrutar de tu sexualidad y de tu salud en general.

¿Qué es una infección vaginal?

Lo principal es que sepas muy bien a qué se refiere el término infección vaginal, pues así lo tendrás mucho más fácil para cuando tengas que identificar algún problema.

El término médico adecuado para la inflamación vaginal es vaginitis. Las principales causas de las infecciones vaginales son las que se dan por vaginosis bacteriana, infecciones por hongos y algo que se conoce como la tricomoniasis. Asimismo, hay algunas secreciones vaginales que te pueden llegar a molestar si tienes alguna infección en el cuello uterino por Chlamydia o gonorrea, pero eso es otro tema ligado a las enfermedades de transmisión sexual.

Dentro de lo que nos compete, también es importante que sepas que existen algunas infecciones vaginales que no son tan comunes y que cada uno de los tipos de infección son causadas por distintos tipos de organismo germen, como la candidiasis, o el herpes vaginal, por lo que deben ser tratadas de diferentes maneras.

¿Cuáles son las infecciones vaginales más comunes?

Aquí te dejaré una lista de los tipos de infecciones vaginales más comunes para que ya vayas conociéndolas y hasta puede que ya hayas afrontado alguna sin saber muy bien de qué se trataba.

  • Vaginosis bacteriana: en este caso los síntomas suelen ser mucho más evidentes. El flujo es débil, las secreciones son blanquecinas o grisáceas y hay un olor parecido al del pescado. Todo esto puede estar acompañado de ardor al orinar y de picazón en la parte externa de la vagina.
  • Infección por clamidiasis: esta es una afección causada por la bacteria Clamidia y, en casi todos los casos, puede no presentar ningún síntoma, lo que puede llegar a complicar establecer un diagnóstico. Pero eso sí, las señales más importantes son las secreciones de color blanco, sangrado, un olor distinto al normal y dolor.

En estos casos es urgente que acudas al médico, si esta infección avanza puede llegar a afectar los órganos reproductivos y llegar a causar infertilidad.

  • Candidiasis vaginal: esta es una infección vaginal producida por el hongo Candida que se encuentra en tu organismo de manera natural. El problema se presenta cuando este hongo se reproduce de manera masiva, lo que produce una irritación en extremo molesta. Algunos síntomas de esta infección son la hinchazón, además de ardor y picazón en la vulva; el flujo tiene un tono amarillento y es mucho más denso de lo normal.
  • Vaginitis tricomoniasis: la reacción más característica de esta infección vaginal es la secreción de tono amarillento o verdoso con un fuerte olor a moho, además de picazón y ardor en la vagina. Esto se puede tratar con antibióticos para la pareja y así evitar su reaparición en el futuro, pero de esto te hablaremos más adelante.

Asimismo, es importante que sepas que algunos cambios hormonales, como por ejemplo los que se producen durante la menopausia o en el periodo de postparto, pueden provocar algo que se conoce como vaginitis atrófica y que se relaciona con una disminución en los niveles de estrógeno. La vagina deja de lubricarse y llega a presentar sequedad e irritación.

¿Cómo se transmiten las infecciones vaginales?

Este es un tema muy importante que conozcas. Este tipo de infecciones se pueden contagiar mediante el contacto íntimo, sin embargo, en los casos de candidiasis es distinto porque esta puede desarrollarse de manera natural debido al pH de la vagina o a la flora bacteriana de tu cuerpo, por lo que es común en mujeres que tienen su sistema inmune debilitado o pasan por momentos de mucho estrés.

Un aspecto muy importante que debes recordar ahora que te estás informando respecto a todo esto es que la infección vaginal es que esta tiene cura y cualquier tratamiento que quieras llevar a cabo debe ser guiado por un ginecólogo especialista, pues es necesario que se identifique correctamente la causa de la infección, de manera que se pueda determinar cuál es el medicamento más adecuado para solucionar el problema.

infección vaginal

Síntomas de la infección vaginal

Si bien los síntomas de la infección vaginal van a variar dependiendo del tipo, acá te dejaremos una lista de cuáles son los comunes y los que se repiten dentro de casi todos los cuadros de infección:

  • Dolor de vientre
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor vaginal, o ardor al momento de orinar
  • Picazón en la zona íntima
  • Enrojecimiento del área afectada
  • Flujo vaginal con mal olor o no
  • Úlceras, heridas o verrugas en la zona íntima

Todos estos síntomas pueden llegar a aparecer asociados o de manera asilada; lo más común es que las mujeres lleguen a presentar al menos dos de todos estos síntomas.

Además de todo esto, es muy importante que no olvides que hay otro tipo de enfermedades que pueden causar también algunos de estos síntomas y otros como dolor en el área abdominal, logrando así que se identifique y se confirme que verdaderamente sea una infección vaginal solo mediante una consulta médica.

Asimismo, otro tipo de aspectos como alergias o variaciones hormonales también pueden causar este tipo de síntomas, por lo que lo más recomendable es que acudas al médico.

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento para la infección vaginal?

Cualquier tratamiento que se realice para combatir la infección vaginal se lleva a cabo para eliminar cualquier organismo que la esté causando. Existen varios tipos de tratamiento, acá te dejaremos algunos y te explicaremos todo lo que debes saber:

  • Tratamiento usando medicamentos: si vas a llevar a cabo un tratamiento con medicamentos para curar una infección vaginal, lo más normal es que se usen antifúngicos como el Miconazol y el Clotrimazol en presentación de pomada, óvulos o comprimidos vaginales. Estos se deben aplicar por lo menos durante tres días para acabar con los hongos.

Eso sí, si resulta que la infección fue provocado por otro de microorganismos, como bacterias, el doctor puede recetarte el uso de algunos antibióticos orales o de aplicación directa en la vagina para así poder eliminar las bacterias y acabar con los síntomas.

Además de todo esto, es importante que uses condón siempre que vayas a tener relaciones sexuales pues aparte de protegerte, te cuidas de la transmisión de microorganismos infecciosos.

Tratamiento casero para tratar una infección vaginal

Existen algunas alternativas que puedes probar en casa y que te sirven para complementar cualquier tratamiento que estés siguiendo. Una de estas es el uso del té de pimienta rosa, que lo puedes usar para hacer lavados vaginales y te ayudarán con la prevención de infecciones y con el equilibrio de tu flora vaginal.

Asimismo, se recomienda que durante el tratamiento que estés llevando –y que debe ser recetado por el doctor- tomes mucha agua a lo largo del día, evites el consumo en exceso de azúcar, alimentos con grasa y alcohol.

Una recomendación que puedes seguir para ayudar a reforzar tu sistema inmune y así evites infecciones vaginales, es que tomes 1.5 litros de agua diariamente y comer muchas frutas, verduras y vegetales.

Cómo evitar infecciones vaginales

Aquí te dejaré algunos consejos que puedes poner en práctica para que evites la aparición o el desarrollo de algunas infecciones vaginales. Es tu decisión si los tomas o no, pero recuerda que cualquier medida que tomes para evitar incomodidades en tu área íntima será una buena decisión:

  • Evita usar ropa interior o pantalones muy ajustados
  • Utiliza ropa interior de algodón
  • Evita el uso excesivo de duchas íntimas
  • Mantén tu zona íntima limpia y seca
  • Ten en cuenta la lubricación vaginal

Aparte de todo lo que ya te hemos explicado y recomendado, no debes olvidar que la mejor manera de evitar cualquier tipo de infección vaginal es usando preservativos, tanto para hombres como para mujeres, solo así vas a poder disfrutar tu vida sexual sin tener ninguna preocupación.

¡Salud Y Buena Vida!🍀

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba