sexo tántrico

Sexo tántrico

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.11.1″]

Sexo tántrico: el placer oriental

Seguramente muchas veces has oído hablar de este término, el sexo tántrico, pero no sabes qué significa y si es muy distinto del sexo que tú practicas con normalidad o puede incluso que estés teniendo sexo tántrico y no lo sepas.

La verdad es que todo es menos complicado de lo que te puedas estar imaginando y el hecho de valorar cada caricia, beso, abrazo, adorar a la persona con la que estás compartiendo el momento de intimidad, expresar lo que sientes y sentir son solo algunas de las claves principales del sexo tántrico.

Pero…¿Qué es el sexo tántrico?

Para que tengas mucha más claridad al respecto, debes saber que el sexo tántrico es una práctica de origen oriental que no tiene como meta final llegar al momento de eyaculación, sino que más bien se centra en el hecho de poder disfrutar de la experiencia, como si se tratara de una danza, lo ideal es saborear y poder apreciar cada etapa del sexo.

El sexo tántrico es una práctica que tiene su base en el Tantra, que no es más que una filosofía de vida oriental que cuenta con más de 4.000 años de antigüedad y que señala que hay que utilizar la energía sexual para poder establecer una conexión con uno mismo como ser humano. De hecho, prácticas como la meditación e incluso el yoga están muy relacionadas a esto.

Asimismo, tienes que saber que como el sexo tántrico es una práctica que la mayoría de las personas desconoce, existen algunas –y distintas- escuelas tántricas  que ayudan a vivir experiencias y descubrir todas las técnicas de esta actividad oriental.

Varios expertos en algunos cursos de Tantra explican cuatro claves esenciales para poder practicar el sexo tántrico y que también, aseguran, son necesarias para poder vivir una vida feliz.

🔸 Vive el momento, el presente. Si la persona no tiene sus cinco sentidos presentes en el momento de la relación sexual y se encuentra pensando en sus problemas, en lo que hará al día siguiente o lo que le pasó más temprano, entonces no va a poder disfrutar del acto por completo, por lo que el sexo tántrico no se llevaría a cabo.

🔸 Aceptarte y aceptar a los demás. La clave es que te aceptes tal y como eres. Si te encuentras pensando en que no te depilaste, en que no te gusta alguna marca que tengas en tu piel, entonces será muy complicado que puedas disfrutar del acto o que consigas una relación plena. Eso sí, al mismo tiempo tienes que aceptar el cuerpo de la otra persona.

En el Tantra se debe adorar cada espacio de la piel de la persona con la que estás, no importa si es el amor de tu vida o el ligue de una noche. Todo esto es esencial si quieres practicar el sexo tántrico.

¡NO te pierdas esta INFO!  Candidiasis Oral

🔸  Expresar lo que piensas y sientes. En el sexo tántrico, la intimidad se entiende como un proceso completamente comunicativo pues resulta muy afrodisíaco que tu pareja pueda mostrar lo que le gusta y le produce placer. No dejes de expresarte bien sea con tus palabras, tus gemidos y también con tu cuerpo.

🔸 Seguir un movimiento fluido y armónico. Como te mencionamos al principio, el sexo tántrico funciona como una suerte de danza, por lo que deben mantenerse acoplados en el ritmo. También es importante que la atmósfera del momento sea la adecuada, la luz, los olores e incluso la comida.

El sexo tántrico y los orgasmos

Si eres una de esas personas que siempre ha pensado en que quiere tener una relación sexual que sea más intima, más placentera y más duradera, entonces puede que las técnicas que te ofrece el sexo tántrico sean las más adecuadas para ti.

La clave o la esencia del sexo tántrico consiste en una serie de técnicas que permiten que el éxtasis sexual sea mucho más prolongado y que los niveles de satisfacción se puedan mejorar y el Tantra supone que para poder alcanzar el clímax de manera natural, el foco debe encontrarse en el interior de todos tus deseos sexuales.

Acá te mostraremos algunas claves que te permitirán empezar en esto del sexo tántrico y que te permitirán alcanzar esos niveles de excitación que nunca antes habías experimentado.

🔸 Mantén contacto visual con tu pareja. Esto no debe hacerte sentir vergüenza, que se miren mutuamente mientras comparten un momento íntimo en la cama pueden llevarte a ti y a tu pareja a vivir experiencias sexuales cargadas de muchísima intensidad, que es el foco del sexo tántrico. Sobre todo mantén la mirada cuando estén acercándose al orgasmo, será como un momento casi mágico.

🔸 Siente cada poro de la piel de tu pareja. Uno de los aspectos más importantes del Tantra es poder explorar toda la sensualidad de tu pareja a través de las caricias y el hecho de poder sentir su piel. El sexo tántrico se enfoca en sentir el tacto del otro y esto puede ser la clave para el orgasmo. Eso sí, el dato es que debes estar con toda tu concentración trabajando en el momento para que puedas obtener buenos resultados.

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.11.1″ src=”https://www.mejorconamor.com/wp-content/uploads/2018/08/sexo-tántrico-1.jpg” align=”center” box_shadow_style=”preset1″ box_shadow_color=”rgba(224,153,0,0.61)” alt=”sexo tántrico” title_text=”sexo tántrico” /][et_pb_text _builder_version=”3.11.1″]

🔸 Mantente consciente de todas tus sensaciones. Esta práctica oriental del Tantra no solo mejora la parte física de todas tus relaciones, sino que funciona como un impulso dedicado a la experiencia emocional y también sensorial, lo que quiere decir que tienes que tocar, ver, saborear, escuchar y oler.

En el sexo tántrico es muy importante, tanto para el hombre como para la mujer, que descubran las sensaciones que van creando en el cuerpo del otro y que, de forma natural, puedan ir reaccionando sus sentidos.

🔸 Experimenta un orgasmo con cada parte de tu cuerpo. Puede que esto te parezca un poco extraño, pero la verdad es que es posible conseguir que cada parte de tu cuerpo entre en estado de excitación y una de las maneras de alcanzar esto es practicar para originar una energía de tipo erótico que pueda mantenerte cerca del clímax e ir dejando que esta se vaya desvaneciendo lentamente.

¡NO te pierdas esta INFO!  Herpes

Pero no, allí no termina. En el sexo tántrico debes intentar alcanzar esa energía cercana al clímax y usar tu respiración y tus impulsos para que esta energía pueda recorrer cada rincón de tu cuerpo.

Puedes dejar que tu pareja se encuentre en ese punto cercano al orgasmo pero sin dejar que lo alcance por completo. Finalmente, cuando ya hayas alcanzado el momento de clímax vas a sentir grandes y fuertes contracciones en distintos lugares de todo tu cuerpo.

🔸 Lo más importante, disfruten del viaje. Como ya te hemos mencionado varias veces, el sexo tántrico funciona como un medio para alcanzar el momento de clímax de la mejor manera posible, de hecho, la idea es que te concentres en cada parte del momento y no que tengas toda tu atención puesta al final del camino, pues solo así conseguirás la mayor satisfacción posible para ti y para tu pareja.

Posturas del sexo tántrico

Como ya sabes, a través del sexo tántrico vas a estar unido a tu pareja de manera física y espiritual porque la energía que se crea en el momento es tan poderosa que crea una conexión increíble entre los dos.

Asimismo, para que esta conexión se pueda dar de la manera correcta, debes saber que las posiciones durante el sexo tántrico deben durar cierto tiempo de manera que ambos puedan estar completamente relajados.

Acá te dejaremos algunas posturas para que las puedas poner en práctica y sigas todos los consejos que te hemos dado para conseguir una experiencia sexual única y llena de conexión.

🔸 Padm: en esta posición el hombre debe sentarse con las piernas cruzadas mientras la mujer se sienta en su regazo y lo rodea con sus piernas. Para poder realizar cada movimiento sexual, el hombre debe apoyar sus manos encima de los hombros de la mujer.

🔸 Vaidhurit: acá los dos miembros de la pareja deben sentarse y abrazarse el cuello mutuamente mientras se penetran con lentitud.

🔸 Unpapad: en esta posición deben permanecer sentados mientras la mujer levanta una pierna ligeramente, ayudándose con su mano para sostenerla, y él empieza con la penetración.

🔸 Panipash: en esta postura el hombre debe tomar los pies de ella y ella los de él mientras el hombre lleva a cabo la penetración.

El sexo tántrico es una experiencia que sin duda alguna deberías probar y dejar que esa nueva energía se apodere de ti y vivas un momento innovador y placentero. Puedes practicarlo en el suelo sobre una manta y dejar que reine la conexión y que las distintas posturas les brinden a ti a tu pareja momentos únicos y sensaciones increíbles. Ábrete al sexo tántrico y deja que el placer oriental se apodere de ti.

 

¡Salud Y buena Vida!🍀

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *